Cuidado especial en prendas de seda - Lavatodo

Cuidado especial en prendas de seda

Tener un outfit de seda es el boom del momento, te hace ver elegante y sensual a la vez; pero este tipo prenda es tan delicada que necesita de ciertos cuidados a la hora del lavado.

Con los siguientes cinco consejos, Lavatodo te enseñará a cuidar la ropa de seda para que siempre luzcan perfectas y brillantes.

  1. La ropa de seda se lava a mano

Cómo lo lees ¡a mano!, la seda es tan delicada que si la sometes a la fuerza centrífuga de la lavadora la dañarás por completo, en vez de tener una linda blusa de seda, tendrás un lindo acordeón.

Se recomienda lavar este tipo de ropa con un producto suave. Lavatodo cuenta con dos jabones especiales para lavar la seda, estos son el jabón Lavatodo Fácil Planchado y el jabón Lavatodo Bebé, pues los dos cuentan con partículas suavizantes y con deliciosas fragancias que dejarán tu prenda de seda oliendo riquísimo.

Otra parte importante del lavado es el secado; cuando tu ropa de seda esté lavada debes secarla a la sombra ¡nunca! al sol porqué se pondrá tiesa y los colores se pueden opacar, por esta razón se debe extender al reverso y sobre una toalla para que absorba la humedad y recuerda jamás retorcerla.

  1.    El planchado

La seda es enemiga de la plancha por ser una tela muy delicada, sin un buen manejo de este artefacto podrías arruinar por completo tu prenda.

  •         Lavatodo sugiere poner entre la plancha y la seda una tela delgada para que así el calor no modifique el brillo y la intensidad del color.
  •         La temperatura de la plancha entre 140 y 210 °C.
  •         Planchar por la parte interior de la tela, sobre el lado mate por eso debes voltearla.
  1.    Prendas blancas de seda

Si tienes prendas de seda color blanco debes cuidarlas aún más pues necesitan un cuidado especial en el lavado ya que son propensas a ponerse amarillentas.  Si este fuese tu caso Lavatodo aconseja mezclar un poquito de vinagre o agua oxigenada en el remojo durante unos minutos, esté ayudará a aclarar esas partes amarillas. Notarás de inmediato el cambio. Recuerda no usar blanqueadores ni cloro en sedas blancas.

  1. El guardado de tu ropa de seda

Después de planchar tus prendas de seda, debes guardarlas en lugares exclusivos solo para ellas, pues se arrugan con facilidad. Suena algo complicado o tal vez no tienes mucho espacio en tu armario, es por eso que debes reutilizar esas cajas de sombreros que no usas, ahí puedes guardar tu ropa interior de seda y blusas, si son vestidos largos debes guardarlos en fundas para trajes y ponerlos en la esquina de tu closet.

Con Lavatodo, tus prendas de seda lucirán como nueva.

Deje su comentario

¡Hey, has decidido dejar un comentario! ¡Es grandioso!. Solo llena los campos requeridos y toma en cuenta que tu comentario será revisado antes de ser publicado.

CAPTCHA ImageCambiar Imagen